Lubricantes

41 artículo(s)

por página

41 artículo(s)

por página

Los lubricantes te aseguran tener el máximo disfrute y confort durante tus relaciones sexuales. Los lubricantes te ayudan a reducir la fricción con la vagina, el ano o la mano durante el coito o la masturbación. Mediante el uso de lubricación, tu disfrute sexual se multiplica porque las sensaciones que experimentas mejoran considerablemente sobre todo se se trata de variedades como los lubricantes con sensación de frío o lubricantes con sensación de calor.

Cuando se trata de sexo anal o el uso de masturbadores los lubricantes son un elemento indispensable si se desea plena satisfacción.

Hay varios tipos de lubricantes a elegir, cada uno con sus propias ventajas.

Los lubricantes en las relaciones sexuales: El lubricante se utiliza para aumentar el placer y/o evitar el dolor durante la actividad sexual, y se aplica (antes de la penetración) sobre el glande, dildo, en vagina y en vulva y en el ano.

Los lubricantes permiten practicar con más facilidad el sexo anal, ya que no existe lubricación natural, eliminando o limitando cualquier dolor provocado por la introducción y la fricción del pene, dildo etc. Es muy útil cuando la mujer no resuelve abundantemente con lubricación natural, y presenta sequedad vaginal. Tambien ayuda en los casos donde la vagina se contrae por dolor, al punto de ser dificultosa la penetración y bombeo.

Los lubricantes y la masturbación:

Normalmente la mujer dispone de una buena lubricación en la vagina en la primera fase de la excitación. Sin embargo, en los hombres, la lubricación espontánea del pene es más reducida. Se emite un líquido lubricante, producto de la glándula de Cowper, que produce un ligero efecto lubricante, pero solo en un estado avanzado de excitación. En los circuncisos falta la ligera ulterior lubricación producida en el prepucio, haciendo muy necesario el uso de un buen lubricante para iniciar la masturbación.Otra motivación para el uso de los lubricantes en la masturbación , es poder lograr una ulterior estimulación y poder ejercer una mayor fuerza sobre el pene.

Tipos de lubricantes:

Lubricante de base acuosa

Los lubricantes de base acuosa son hidrosolubles (se disuelve con agua agua) e irrita generalmente menos las mucosas y demás superficies del cuerpo. Este tipo de lubricantes tiende a secarse durante su uso, pero aplicando un poco de agua o saliva es suficiente para "reactivarlo". Es el más usado durante la actividad sexual.

Los lubricantes de base acuosa son incompatibles con los juegos sexuales en el agua (bañeras, piscinas), dado que se disuelven en el agua.

Los lubricantes de base acuosa son compatibles con preservativos y con todo tipo de juguetes sexuales.

Lubricantes de base mineral oleosa

Los lubricantes de base oleosa son generalmente una mezcla de gelatina y aceite mineral. Gracias a su base oleosa, no se diluyen ni descomponen al contacto de fluidos corporales, tal y como ocurre con los lubricantes de base acuosa. Por otra parte, es más difícil quitar del cuerpo los restos del lubricante de base oleosa porque no se diluye en agua.

Los lubricantes de base oleosa no son compatibles con el látex así que son incompatibles con preservativos y con jueguetes sexuales hechos de ese material.

Lubricantes con base de silicona

Se caracterizan por su larga duración y excelentes cualidades deslizantes. Con los lubricantes de silicona se obtiene un mejor rendimiento, ya que con tan sólo unas gotas obtendrás una lubricación duradera de tacto sedoso y espeso, asegurando así una estimulación sexual, suave y aterciopelada. Además, son totalmente transpirables, no se deshidratan, nunca se ponen pegajosos y los puedes aplicar tanto dentro, como fuera del condón ya que son 100% compatibles con el látex y tienen un trato cuidadoso con él.

Los lubricantes de silicona son aptos para todos los tipos de piel, ya que no tapan los poros, además de hidratarla con su uso. Se eliminan fácilmente con agua y jabón.

Por su alta densidad, son perfectos para jugar en el agua y duran más que cualquier otro tipo de lubricante. Su uso es también adecuado para juguetes impermeables, pero ten cuidado; porque no son compatibles con juguetes de silicona y el lubricante puede favorecer el deterioro de la silicona del juguete.